La ambición de los 3 reinos

La historia comienza en el mundo de Zarox, un reino conocido por su sabiduría y conexión espiritual. Los sabios del reino habían predicho la llegada de poderosas bestias que solo buscan destruir todo a su paso, pero sus advertencias fueron ignoradas. Ahora, con las bestias acechando en cada sombra, los guerreros de todo zarox deberán unirse en una frágil alianza para no ver a su hogar perecer se levantan para proteger su hogar.

Capítulo 1: El Despertar de los guerreros

Bajo la luz de la luna llena, el guerrero Yonghan se enfrenta a su destino. Con su espada ancestral, Hwang-gum, corta a través de la oscuridad, liberando el alma de las criaturas corrompidas por las Piedras Metin. A su lado, la hechicera Ae-Cha invoca los vientos sagrados, purificando la tierra con cada conjuro, pero ¿Sera suficiente?...

Capítulo 2: La marcha hacia la batalla

Mientras las trompetas de guerra resuenan, las tropas de Chunjo marchan hacia el campo de batalla. En la vanguardia, la guerrera Hye-Rin blandiendo su lanza Cheon-ji, inspira a sus compañeros con su coraje indomable. Junto a ella, el monje Soo-Won bendice a los soldados, otorgándoles protección divina -"Algo anda mal"...

Capítulo 3: En la marcha al abismo

En las profundidades de la noche, Taejo y su fiel compañera, la arquera Min-Ji, se adentran en las mazmorras más oscuras. Con cada flecha y cada golpe, desafían a los jefes de las hordas que custodian los secretos para destruir las Piedras Metin y restaurar el equilibrio en Zarox, dentro de la mazmorra se dan cuenta del horror que se avecina...

Epílogo: La Alianza de los Tres Reinos

En la cima del Monte Seong, donde las energías de los tres reinos convergen, los héroes de Shinsoo, Chunjo y Jinno se reúnen en una frágil alianza en la que intereses personales pueden traer graves consecuencias. Con la unión de sus armas y espíritus, invocan un poder ancestral capaz de purificar las Piedras Metin y traer la paz a Zarox. Pero la victoria no está asegurada, y la batalla final está a punto de comenzar